Es esencial que la figura del Directivo adquiera conocimientos en materia de prevención de riesgos laborales, de manera que pueda comprender mejor los fundamentos de la gestión preventiva y así también tomar conciencia de su importancia y del papel que le corresponde asumir en el adecuado desarrollo de la misma. Todo ello con el objetivo de alcanzar una auténtica integración de la prevención en la propia gestión empresarial.

Es fundamental el compromiso de la gerencia de la empresa en materia preventiva. Su implicación es fundamental para implantar una cultura preventiva que alcance a toda la estructura empresarial, de tal manera que la seguridad y la salud en el trabajo esté presente en todos los niveles jerárquicos y en todos los aspectos que concurren en la actividad de la empresa.