La normativa legal en materia de seguridad alimentaria considera necesario que las empresas alimentarias apliquen un sistema de autocontrol basado en los principios del Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC). El sistema APPCC  es un método de gran eficacia para garantizar la seguridad de los alimento, ofreciendo tal confianza que, en numerosos países, incluida la Unión Europea, es de aplicación obligatoria desde los años 90.

Un sistema de autocontrol basado en los principios del APPCC es un conjunto de procedimientos elaborados y puestos en práctica de forma permanente por las empresas alimentarias, esencialmente preventivos, y dirigidos a conseguir que los alimentos que ofrecen al consumidor sean seguros.